Diseño páginas web Madrid, Marketing Online y Diseño gráfico - Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 info@ideaweb.es

Desde un punto de vista etimológico, la palabra taxonomía proviene de la unión de las palabras griegas táxis, que quiere decir “orden”, y nómos, que quiere decir “regla”. Podemos deducir a partir de estos términos que la taxonomía es la regla que se usa para ordenar cosas. Este vocablo se usa mucho en zoología y botánica para aludir a la clasificación de los seres vivos. Así, en biología, un taxón es un grupo de seres vivos emparentados. Por ejemplo, los mamíferos son un taxón, todos provienen de un antepasado común.

En el año 2011 se estimó que el número de especies (sin contar los fósiles) que habitaban la Tierra era de [http://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/08/110824_especies_censo_am 8,7 millones]. Imaginemos el lío monumental que significaría esto para los biólogos si no existiese un sistema para agruparlas. Así, todas las personas nos agrupamos dentro de la especie Homo sapiens. El género Homo incluye al Homo sapiens y a otras especies extintas como el Homo erectus. La familia Hominidae incluye al género Homo y a otros géneros de animales con especies como el Pongo pygmaeus (el orangután de Borneo) o el Gorilla gorilla (el gorila occidental). Así podemos seguir subiendo en la clasificación hasta llegar al reino Animalia, donde se clasifican a todos los animales.

TAXONOMÍAS EN WORDPRESS

Ahora vamos a centrarnos en los posts de nuestro blog de WordPress. Cada uno de ellos es distinto (como cada Homo sapiens), pero podemos establecer una clasificación para agruparlos, por ejemplo, la categoría fútbol. En ella se incluirían todas las entradas que versan sobre este deporte. Si tenemos un blog deportivo, podríamos crear varias categorías: fútbol, baloncesto, curling, etc. Imaginemos que nuestro blog no es solo deportivo, sino que es de temática más amplía; entonces podríamos crear categorías (economía, sociedad, ocio, deportes…) que a su vez incluyeran subcategorías. Algo parecido a lo que muestra el gráfico.

orden WordPress articulos

Veamos la similitud entre las taxonomías en WordPress y en biología:

Patricia -> Homo sapiens -> Homo -> Hominidae.

Post 8 ->Fútbol ->Deportes -> Blog.

Y ahora veamos la diferencia. Patricia pertenece a la familia Hominidae, y no puede pertenecer a ninguna otra simultáneamente. No puedes ser homínido y además pertenecer a la familia Felidae. En WordPress, una entrada sí puede pertenecer a dos categorías; por ejemplo, si escribes un post donde cuentas cómo un futbolista ha montado un altercado público, podrías incluirlo en la categoría fútbol y en la categoría sucesos, aunque hay desarrolladores que opinan que no se deberían sobrecategorizar las entradas.

El uso de estos elementos también te ayudará para el SEO de tu web.

ETIQUETAS Y CATEGORÍAS EN WORDPRESS

Cuando se trata el tema de las taxonomías en WordPress siempre aparecen mencionadas las categorías y las etiquetas. Ya hemos visto por encima qué son las categorías y para qué sirven. Ahora, ¿qué son las etiquetas? Bien, una etiqueta remite a algo más específico. En nuestra entrada sobre el altercado de nuestro futbolista, incluida en las categorías fútbol y sucesos, una etiqueta podría ser el nombre del futbolista. Una característica de la etiqueta es que se puede dar el caso de que solo quieras usarla en un solo post. Crear una categoría para una sola entrada puede ser excesivo, hacerlo con una etiqueta no lo es en absoluto. Su uso no es obligatorio y no existen “subetiquetas”; al contrario que con las categorías, en las etiquetas no existen jerarquías.

Los nombres de las etiquetas y de las categorías se encuentran en la tabla wp_terms de nuestra base de datos WordPress MySQL.

Estas clasificaciones pueden ser muy útiles para los internautas que visitan nuestra página web. Les puede gustar mucho una entrada sobre un tema, y gracias a las categorías y a las etiquetas, encontrar otros artículos similares que hemos redactado. Recordad que los blogs se deben a sus lectores.

OTROS TIPOS DE TAXONOMÍAS WORDPRESS

Las entradas del blog no son los únicos elementos de WordPress susceptibles de ser clasificados. Imaginemos que tenemos instalado el plugin WooCommerce porque administramos una tienda online. Lo normal será que queramos que nuestros productos estén clasificados de alguna manera: calzoncillo azul -> calzoncillos -> ropa interior -> ropa. Así, un comprador potencial podrá seleccionar la opción “calzoncillos” y se le mostrarán las prendas englobadas bajo ese nombre.

También se usan cuando creamos Custom Post Types, que son un tipo personalizado de entradas que nos puede convenir insertar en nuestra web: sección de avisos, recetas de cocina, fichas de LPs, etc. En un futuro escribiremos una entrada sobre estos elementos que pueden ser muy útiles en ciertas webs.

 

Si eres nuevo en WordPress y vas a empezar a escribir en un blog, te recomendamos que emplees un poco de tu tiempo en desarrollar una estrategia de categorización. Analiza qué temas vas a tratar y a partir de ahí piensa que categorías y subcategorías van a agrupar mejor a tus entradas, siempre con la idea de facilitar la vida a tus lectores potenciales. Piensa también en qué etiquetas serán las más apropiadas cuando redactes una entrada. Hasta el próximo post.